Ya sea en un evento deportivo, en un concierto o en un restaurante hoy en día las empresas tienden a  apostar por los sistemas de pago que difieren al tradicional pago en efectivo. Un ejemplo sería el pago con tarjeta ya que permite procesar más rápidamente la acción, además de atender hasta dos clientes y medio por minuto puesto que solo se tarda 4 segundos en procesar la compra.

Esto último resulta muy conveniente cuando se tratan de grandes eventos en estadios de fútbol o de baloncesto permitiendo un trabajo más rápido y eficiente.

Es por ello que se debe de utilizar un TPV o POS adecuado con el que poder optar a los siguientes beneficios:

Reduce los tiempos de espera de los clientes:

Al conectar el sistema de caja registradora a varios sistemas de pago innovadores, permite a los clientes realizar pagos sin efectivo con diferentes tipos de tarjetas o a través del móvil o reloj.

Aumenta la eficiencia del personal:

Tener un TPV o POS que sea intuitivo y fácil de usar permite que tanto los empleados de toda la vida como los nuevos tengan una gran facilidad de uso permitiendo atender de forma más rápida a los clientes.

Crea informes a medida:

Tener una interfaz sencilla puede permitirte realizar análisis exhaustivos sobre tu clientela y realizar  acciones de marketing más concretas para atraer a tu público.



Si estás pensando en dar el paso y cambiar tu TPV no dudes en contactar con nosotros. Puedes hacerlo llamándonos  o escribiéndonos.